Skip to content
Delimas.pe

¿Cuántos puedo consumir al día? | ¡Cuidado! Por qué no excederse

2017-08-07

Huevo en el desayuno

Comenzar el día con un desayuno de proteína de alta calidad como los huevos, es una gran herramienta para conseguir energía de larga duración y reducir el consumo de calorías según un estudio publicado en la revista “Nutrition Research“. Por sólo 70 calorías, los huevos son una fuente compacta y rica en nutrientes de proteínas de alta calidad, y casi la mitad de la proteína del huevo, junto con muchos otros nutrientes.

Los alimentos proteicos aumentan la sensación de saciedad y el huevo es uno de los que más tardan en vaciarse del estómago. Dos estudios controlados comprobaron que comer huevos en el desayuno favorecía disminuir la ingesta de calorías a lo largo del día. Según las investigaciones, los sujetos con sobrepeso que desayunaban huevos cinco días a la semana, en lugar de pan, perdían más peso. Sin embargo, aunque se sabe que las proteínas inhiben de manera eficaz la sensación de hambre, el consejo actual, incluso para el control de peso, es que una dieta sana debe tener un contenido moderado en proteínas, bajo en grasas y alto en carbohidratos.

¿Cuántos huevos se pueden comer al día?

Los huevos tienen colesterol. Sin embargo, el propio huevo contiene unas sustancias que bloquean la entrada de buena parte de su colesterol en el ser humano. Así, este alimento puede formar parte de un esquema de dieta saludable e incluirse de forma habitual en la alimentación sin perjudicar a la salud. Para ello, hay que saber enmarcarlo un patrón de dieta sana. El siguiente artículo desglosa las principales características nutricionales del huevo y ofrece recomendaciones de consumo para distintos casos y edades.

Como se ha detallado, los huevos presentan numerosas propiedades nutricionales interesantes, y consumirlos no produce elevaciones peligrosas en los niveles de colesterol en humanos. Sin embargo, no debe interpretarse que “cuanto más, mejor”, ya que una alimentación saludable no se mide solo por los niveles de colesterol en una analítica ni por nutrientes aislados, sino por la dieta en su conjunto.

La tabla que aparece a continuación detalla recomendaciones orientativas de consumo de huevos en cuatro grupos diferenciados de población:

Grupo de población Consumo recomendado (una ración equivale a un huevo mediano)
·         Niños 2-3 raciones por semana
·         Adultos sanos 7 raciones por semana (no más de un huevo al día)
·         Adultos con enfermedad cardiovascular, diabetes, hipercolesterolemia, o una historia familiar de aterosclerosis prematura 3-4 raciones por semana
·         Deportistas que practican ejercicio a diario 7 raciones por semana

Podemos comer huevos sin temor a nuestro colesterol, aunque lo ideal es, según señala la Asociación Americana del Corazón, acompañarlo de hortalizas o consumirlo junto a un cereal integral (arroz o pasta integral) o una legumbre (lentejas, garbanzos, guisantes, etc.).

¿A qué edad pueden empezar los bebes a consumir huevo?

Hasta hace poco tiempo, se aconsejaba demorar la aparición del huevo en la dieta de los bebés (en ocasiones, hasta que cumplían un año), debido a que se pensaba que la incorporación temprana de este alimento podía aumentar la cantidad de reacciones alérgicas. No obstante, nuevos análisis llevados a cabo por las autoridades de referencia en pediatría y nutrición humana han revelado que incorporar el huevo (sin necesidad de separar la clara de la yema) a partir de los seis meses es lo más recomendable para prevenir alergias alimentarias.

¿Cuál es la forma más sana de preparara huevos en el desayuno?

Aquí las mejores formas de disfrutar de los nutrientes de los huevos en su dieta:

El huevo duro es la forma más saludable de consumir este alimento, claro está. De esa forma, elimina grasas perjudiciales a la salud incluidas en la fritura, además de consumir menos calorías. Un huevo frito tiene 107 calorías mientras un huevo cocido solamente 75 calorías.

Si no quiere dejar de consumir el huevo en su versión frita, un buen truco es utilizar agua en vez de aceite en la fritura. Los aceites utilizados en la preparación del huevo frito, incluso los de origen vegetal como el de soja, maíz, oliva, no son beneficiosos, ya que, cuando sometidos a altas temperaturas, pierden sus propiedades. Todo lo que queda son grasas trans y calorías.

Preparar el huevo con agua es muy sencillo: coloca una cuchara de agua en la sartén antiadherente, cuando el agua empezar a hervir, rompe el huevo y fríe normalmente.

Añada huevos a su ensalada, además de ofrecer más sabor al plato, ofreces proteínas a tu cuerpo y muy pocas calorías.

La tortilla francesa u omelete también es una excelente forma de consumir el huevo. Puede añadir tomate, cebolla, zanahoria, zuchini, etc.

La información proporcionada en este sitio sirve para apoyar y no para reemplazar la relación entre un paciente y su médico o nutricionista.

Si busca desayunos sanos por delivery, ingrese a —> Ver nuestros planes

>>>Delimás tiene la opción más práctica para los que buscan un desayuno sano por delivery>>>

Ayúdanos a mejorar