Skip to content
Delimas.pe

Qué es la diabetes gestacional y cómo prevenirla

2017-10-04

¿Qué es la diabetes gestacional?

La mujer embarazada tiene una mayor demanda nutricional. En el caso de que su organismo no consiga mantener estables los niveles de glucosa en sangre se desencadenará una diabetes. Esta diabetes se conoce como diabetes gestacional porque antes del embarazo no existía.

¿Por qué se produce la diabetes gestacional?

La mujer gestante tiene que producir hasta tres veces más insulina para mantener un equilibrio en los niveles de glucosa en sangre (glucemia) y si no lo consigue, desencadena en diabetes. Esta disminución de la tolerancia a los hidratos de carbono o azúcares es una de las complicaciones más frecuentes en la mujer embarazada. Por lo general, la diabetes que desarrollan las mujeres embarazadas no produce síntomas, sólo complicaciones. Por ello, es necesario que en toda embarazada se descarte la presencia de diabetes en sus respectivos controles médicos.

Factores de riesgo de la diabetes gestacional

Los principales factores, aunque no aplican en todos los casos:

  • Edad de la madre superior a 35 años.
  • Obesidad importante previa al embarazo o durante la gestación.
  • Presencia de glucosuria (niveles elevados de glucosa en orina.).
  • Antecedentes previos de diabetes gestacional.
  • Antecedentes familiares de diabetes.
  • Antecedentes previos de complicaciones obstétricas.
  • Antecedentes de muerte fetal intrautero sin causa evidente.
  • Hijos previos con malformaciones o macrosomía (peso fetal al nacimiento superior a 4.000 gr).

Posibles complicaciones de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional puede originar complicaciones en el feto, aunque lo normal es que no aparezcan patologías en el bebé ya que en la actualidad existe mayor control en los embarazos y es fácil detectar cualquier problema. Aun así, las principales complicaciones que puede sufrir el feto, según los expertos son: Macrosomía o aumento de peso en el momento del nacimiento; alteración en la madurez de los pulmones; traumatismos, debido al excesivo tamaño fetal en el momento del nacimiento; la hipoglucemia y otras alteraciones metabólicas como hipocalcemia (nivel bajo de calcio), hiperbilirrubinemia (exceso de bilirrubina en la sangre) suelen darse ya durante el periodo neonatal, tras el parto; y un riesgo más elevado de padecer diabetes mellitus en hijos de madres con diabetes gestacionales que en hijos de gestantes normales. En el caso de las niñas, en su vida adulta puede también manifestarse como diabetes gestacional.

Prevención y tratamiento

La clave fundamental es el control metabólico, pues manteniendo unos niveles normales de glucemia se evitan las posibles complicaciones. El tratamiento se basa en 3 puntos clave:

1. Dieta para embarazo

La dieta para madres gestantes es parte fundamental del tratamiento, debe ser equilibrada. Es decir, que incluya un 50% de carbohidratos, un 20% de proteínas y un 30% de grasas. Se debe distribuir en seis comidas diarias evitando así grandes variaciones en los niveles de glucosa en sangre. Si existe sobrepeso, la dieta deberá ser baja en calorías.

2. Rutina de ejercicio para madres embarazas o gestantes

El ejercicio, se exige caminar al menos una hora diaria. El ejercicio físico ayuda a descender los niveles de glucosa en sangre (glucemia). En líneas generales, durante el embarazo y sin llegar a situaciones de fatiga suelen ser recomendables los ejercicios que utilizan fundamentalmente las extremidades superiores (natación).

3. Control de la insulina madres gestantes

Cuando con las medidas anteriormente citadas no se consigue un buen control es necesario administrar insulina, el hecho de comenzar un tratamiento con insulina no implica necesariamente que ya tenga que estar usándola para siempre (pues éste es un temor frecuente en casi todas las mujeres). Los antidiabéticos orales están contraindicados en la mujer embarazada.

Por lo general casi todas las mujeres vuelven a la normalidad metabólica tras finalizar el embarazo, aunque las pacientes que han padecido una diabetes gestacional tienen una alta probabilidad de volver a desarrollarla en embarazos posteriores (60%). Para descartar problemas futuros, según los expertos, a las seis semanas del parto o tras finalizar el periodo de lactancia, a la mujer que ha padecido diabetes gestacional se le realizara otra prueba de sobrecarga de glucemia para determinar si continuará o no siendo diabética. Toda mujer que haya sido diabética durante la gestación y que posteriormente ya no lo sea deberá hacerse controles anuales de los niveles de glucosa en sangre. Asimismo, para prevenir la posible aparición de diabetes en el futuro es muy importante el control del peso, por lo que hay que corregir la obesidad mediante la instauración de un régimen de comidas saludables y la práctica de actividad física de manera regular.

La información proporcionada en este sitio sirve para apoyar y no para reemplazar la relación entre un paciente y su médico o nutricionista.

Si busca una dieta para madres gestantes por delivery, ingrese a–> Ver nuestros Planes.

>>>Delimás tiene la solución más practica para quienes buscan una dieta para embarazo >>>

Fuentes de referencia: Medline Plus, Eroski

Ayúdanos a mejorar