Skip to content
Delimas.pe

Piensa Sano | 6 claves para lograrlo

2018-05-19

Consejos para mantener una buena salud mental

Nuestra salud física o corporal es consecuencia de una salud mental equilibrada. Aquí algunos consejos claves para que una buena salud mental pueda mejorar la salud física.

Quizá también le pueda interesar:

Piense sano

La salud física o corporal es consecuencia de una salud mental equilibrada. El descuido en sus hábitos de vida saludable puede afectar la mente. Por ejemplo, si no practica un estilo de vida saludable en la comida y el ejercicio y, además, fuma cigarrillos o abusa del alcohol, su salud física se afectará y desarrollará obesidad, tos crónica y problemas sociales y familiares. Estos problemas afectarán sin duda sus emociones, es decir, su salud mental.

Si no desarrollamos hábitos para tener una salud mental equilibrada, su vida emocional sufrirá, por lo que buscará el modo de “compensar” esa alteración de las emociones y será presa fácil de las drogas, el cigarrillo, el alcohol o el exceso de comida. Estas malas decisiones sin duda afectarán su salud corporal.

Aquí algunos consejos claves para mantener una menta sana:

  1. Nunca guarde sus sentimientos.

Saber compartirlos es muy importante. Los sentimientos guardados se van acumulando dentro de usted. Saber contar lo que le pasa, tener un buen amigo o amiga que lo escuche y no tener vergüenza de compartir sus sentimientos son elementos importantes en el cuidado de la salud mental.

  1. Realice ejercicio de manera regular

El ejercicio diario no solo es bueno para el corazón y los músculos, también lo es para la salud mental. La actividad física regular estimula al cerebro para que se produzcan las endorfinas u hormonas naturales del placer del ser humano. Estas endorfinas lo hacen sentir bien, lo tornan más comunicativo, menos propenso a la depresión y a encerrarse dentro de usted mismo. El truco está en empezar a hacer actividad física, “agárrele el gusto” y continúe un programa diario de ejercicios.

  1. Nos sea impulsivo, aprenda a controlarse.

Muchas personas tienen problemas en su vida simplemente porque no son capaces de controlar sus reacciones. Un consejo muy simple pero muy efectivo es contar hasta diez (o veinte) antes de responder o actuar.

  1. El dolor es menor cuando se comparte.

Acuda a familiares y amigos cuando esté pasando por un momento difícil, no se aísle.
Este es otro error común, mucha gente piensa que al tener un problema serio lo mejor es no compartirlo con nadie “para evitar las habladurías”. Si bien es cierto que tampoco es recomendable anunciar a todos lo que les ha pasado, compartir sus experiencias con algún amigo o familiar es muy beneficioso. Sin ninguna duda, un consejo o un abrazo de consuelo van a ser mucho más saludables que estar encerrado y asimilar el problema solo.

  1. Cultive una visión positiva de sí mismo.

La felicidad es un concepto inalcanzable en la vida diaria. Muchos pensadores están convencidos de que la felicidad, como momento supremo y duradero de la vida, no existe simplemente porque siempre hay algo que nos faltará para ser completamente felices. Es importante entender que la felicidad es un estado mental que se puede evocar y mantener. Uno escoge ser feliz, y al revés, uno toma la decisión de ser infeliz. Es importante conocerse uno mismo y saber de sus propias virtudes, defectos y limitaciones. De ese modo, no se frustrará si no consigue lo que anhela y se alegrará y apreciará haber conseguido lo que ha podido lograr.

  1. Haga el bien y haga algo concreto para alcanzar sus metas.

Las personas que solo se ocupan de sí mismas son personas que pierden la capacidad de sentir el placer de hacer algo por los demás. Pero hacer algo por los demás no implica que usted no se beneficie: múltiples estudios han comprobado que las personas que se ocupan de hacer bien al prójimo obtienen beneficios en su salud física y mental. Ese es el caso de los voluntarios, especialmente de las personas mayores de 50 años a quienes el voluntariado les permite controlar la presión arterial, la depresión y la sensación de soledad que agobian en los años maduros de la vida. La consecuencia de hacer algo por los demás es que tendrá más posibilidad de concentrarse con más alegría en lo suyo y lograr sus metas personales.

Fuente: Doctor Elmer Huerta    

La información proporcionada en este sitio sirve para apoyar y no para reemplazar la relación entre un paciente y su médico o nutricionista.

Si busca llevar un estilo de vida más saludable, ingrese a–> Nuestros planes

>>>Delimás tiene la solución más práctica para quienes buscan mejorar su calidad de vida>>>

Ayúdanos a mejorar